Flores de Bach

 

“LA ENFERMEDAD ES EN ESENCIA EL RESULTADO DE UN CONFLICTO ENTRE EL ALMA Y LA MENTE...”

 

 

Breve historia del Dr. Bach: Edward Bach nace el 24 de Septiembre de 1886, cerca de Birmingham, graduándose como médico en el año 1912. Fue un médico adelantado a su tiempo, cirujano, homeópata... En 1917 fue intervenido por una hemorragia, comunicándole que le quedaban como mucho tres meses de vida, pero su fuerza incansable hizo que esto no sucediera. En el 1919 comienza a trabajar en el Hospital Homeopático de Londres. En el 1928 encuentra las tres primeras flores. En 1930 se va de Londres con su ayudante Nora Weeks. En 1934 encuentra una casa en el campo a la que se traslada, Mount Vernon, sede actual del Centro Bach. Fallece el 27 de Noviembre de 1936. 

El Dr.Bach prestaba mucha atención al comportamiento de la gente, su personalidad y sus emociones. A través de sus investigaciones constató que las emociones tenían un efecto tanto en la mente como en el cuerpo físico, explicando así su filosofía: “Mientras el alma, el cuerpo y la mente estén en armonía, nada nos puede afectar”. Los descubrimientos de Bach representan un enfoque revolucionario, que se puede resumir en el dicho: “Trata al paciente y no a la enfermedad”. Éste dedicó los últimos diez años de su vida a crear 38 esencias florales para equilibrar las emociones y sentirse mejor con su vida. Estas esencias son conocidas mundialmente como “Flores de Bach”. Así mismo creo una mezcla de cinco de estas esencias llamada “Rescue Remedy”,  perfecta para situaciones de emergencia.

 

¿Qué son los remedios del Dr. Bach? Son un método simple, natural, suave y sencillo, además de eficaz, de equilibrarse a través de ciertas flores silvestres. Sin contradicciones,  sin peligro de adicción, no son efecto placebo, ni un medicamento y en NINGÚN CASO los sustituyen. Los remedios no son materia física de la planta sino la energía esencial, es decir, la vibración, que se encuentra contenida en la flor. Dicha energía se extrae mediante un proceso particular y se almacena en un líquido que lo conserva.

 

¿Quiénes pueden tomar los remedios? Todos, adultos, niños, animales, plantas...

 

SEGÚN EL DR. BACH ES NECESARIO:

 

TIEMPO DE SILENCIO

DESARROLLAR VIRTUDES

PASIÓN POR LA VIDA

APRECIAR LAS COSAS SENCILLAS

DESECHAR EL MIEDO

CUIDAR NUESTRO CUERPO